Warning: Use of undefined constant ‘RELOCATE’ - assumed '‘RELOCATE’' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/34/d488074307/htdocs/QPadel/wp-config.php on line 85
Palas de padel: todo lo que debes saber para comprar tu pala

Palas de padel: todo lo que debes saber para comprar tu pala

Hoy en día hay palas de pádel para todos los gustos. La pala de padel que utilices puede potenciar tus virtudes o tus defectos, mejorar o empeorar tu juego, provocarte lesiones si no es la adecuada, etc. Es por ello que la elección de una pala de pádel no debe limitarse a la estética o el precio, sino que deben tenerse en cuenta todas las características de la misma para asegurarse una buena compra.

El gran abanico de modelos y marcas hacen que elegir una pala de pádel se convierta en todo un reto, sobre todo para los principiantes o los familiares que simplemente quieren hacer un regalo.

Muchas veces cometemos el error de pensar que la pala más cara será lo mejor, y sí, puede que lo sea pero no para ti. ¿Tendrías un fórmula 1 si te acabas de sacar el carnet? Estos coches son los mejores, pero no para alguien novato que no tiene tacto y control para conducirlo: probablemente acabe teniendo un accidente. Con las palas de pádel pasa lo mismo, si un principiante usa la mejor (pala padel profesional) y no la controla, tirará todas las bolas fuera y no ganará ningún partido (o muchos menos de los que podría ganar). Recuerda que una pala no hace un buen jugador, sólo le ayuda. Así que si lo que quieres es jugar bien, gástate menos en palas y más en clases (con un buen monitor, no con cualquiera): el resultado será mejor.

Aquí os dejamos algunos consejos para decidir que pala de padel comprar.

Pasos para elegir bien tu pala de pádel

Aunque parezca obvio, asegúrate de que la pala cumple con la normativa de la Federación Internacional de Pádel y es reglamentaria (el 98% de palas lo es, pero seguro que no te gustaría llevarte sorpresas de haberte gastado dinero).

1.- Pruébala: No dejes que otros te lo cuenten

Durante todos los años que jugué el circuito profesional (World Padel Tour actualmente) estaba esponsorizada por marcas y cada año me enviaban todos los modelos para que los probara y eligiera el que mejor se adaptase a mi juego. He de decir que ninguna de las veces escogí la pala más cara. Probablemente porque soy mujer y las palas tope de gama suelen pesar bastante, pero también porque mi juego no es de potencia sino de precisión.

Mis colores favoritos son el blanco y el azul, pero en veinte años jugando y más de cincuenta palas empuñadas, sólo he tenido dos modelos de esos colores. Con esto quiero decir que la estética, no es importante. A todos nos gusta llevar cosas acorde a nuestro gusto, pero si lo que quieres es jugar bien, debes dar más importancia a otros aspectos: la forma, el peso, los materiales…

Y aún así no hay mejor test de palas que sentirlas en la mano y probarlas tanto en golpes de fondo como de ataque, para poder evaluar dichos aspectos. Así que si estáis pensando comprar una pala intentad probarla antes, pidiéndosela a algún jugador que la tenga (los torneos son una gran oportunidad para encontrar a alguien) o buscando alguna de test en la tienda para que os la presten.

2.- Escoge la forma

La forma de la pala puede ser:Forma palas pádel

  • REDONDA (PRINCIPIANTES Y JUGADORES DE PRECISIÓN): Con un punto dulce (zona donde la pelota sale “bien”) más grande y una manejabilidad mayor que el resto, es ideal para el aprendizaje, o para jugadores avanzados que buscan agilidad y control. El balance suele estar cerca del puño, por lo que no tienen mucha potencia. Sin embargo, debemos recordar que cuando un jugador se inicia en el pádel lo primero que debe aprender es a controlar la raqueta y cuando lo haga, ya imprimirá potencia después. Además, si nunca has practicado deportes de raqueta, al estar el balance más cerca de la mano, se evitan más lesiones.
  • DIAMANTE (EXPERTOS Y JUGADORES DE POTENCIA): El punto dulce es más pequeño y son más difíciles de mover, pero a cambio tienen el balance en la punta (son más “cabezonas”), lo que da una potencia mayor si el jugador tiene suficiente nivel y fuerza. No es recomendable para principiantes.
  • LÁGRIMA, GOTA O PERA (POLIVALENTES): Híbrido entre la redonda y la diamante, tiene el balance un poco más centrado que la diamante, lo que la hace más manejable pero le resta potencia. Tienen una buena relación entre potencia y control. Son ideales para jugadores intermedios que ya han aprendido a controlar la bola y buscan un poco más de potencia pero sin perder el control.

3.- Comprueba el balance

En general, como hemos comentado anteriormente, el balance de la pala dependiendo de la forma de esta tiende a esta colocado cerca del puño cuanto más redonda sea, y más en la punta si tiene forma de diamante. No obstante, el hecho es que éste puede variar dependiendo de los materiales y elementos que añaden los fabricantes para modificarlo (disposición de los agujeros, pesos extra, geles…). Por lo que deberemos comprobar que efectivamente la pala tiene el balance que deseamos (cerca del puño para mayor control y de la punta para mayor potencia).

Balance en las pálas de pádel

4.- Escoge el peso adecuado para tu raqueta

Cada jugador debe buscar palas de un peso dependiendo de varios factores. Cuanta más masa tenga la pala, menos impacto tendrá que soportar el brazo, y más potencia tendrá el golpe, pero si no tienes un brazo fuerte los músculos se pueden sobrecargar. Las palas más ligeras se pueden mover más rápido por lo que volear con ellas resulta más fácil, pero el brazo soporta más tensión en cada impacto. En general, un jugador debe escoger el mayor peso que sea capaz de mover y con el que se encuentre cómodo. En torno a los 365 gramos sería un peso aproximado para una pala ligera (aunque encontramos palas ultraligeras destinadas a niños o mujeres con poca fuerza de hasta 320 gramos) y sobre los 385 gramos para una pesada.

A medida que se va mejorando, la velocidad de la bola es mayor, y por tanto mayor deberá ser el peso de tu pala ya que si pesa poco y la bola viene muy rápido tienes que apretar mucho más la mano para soportar toda la tensión que si tienes una pala más pesada.

Comentar que cuanto menor es el peso de una pala, más suele romperse, por este motivo (soportan más tensión en los golpes).

Por último, un mismo jugador debería coger una pala un poco más pesada en zonas húmedas (costeras) que en zonas secas.

5.- Elige un material de la goma

  • BLANDAS: Te darán mayor potencia y te dificultarán el control. Cuanto más blandas sean las palas posiblemente su vida útil será menor. Cuanto más blanda sea la goma, menos vida util tendrá la pala.
  • DURAS: Menos potencia pero más control.
 Ventajas Desventajas
FOAM
  • Mejor tacto
  • La bola sale más
  • Absorbe más vibraciones
  • Menos durabilidad
  • Peor acabado
 EVA
  •  Mayor durabilidad
  • Mejor acabado
  •  Tacto duro
  • La bola sale menos
  • Peor absorción de vibraciones

6.- Mira la dureza del material de la superficie de impacto

En general, los marcos de las raquetas de pádel están hechos de Kevlar, Carbono o Fibra de Vídreo. La superficie de golpeo suele estar formada por varias planchas de estos materiales (todas del mismo o en distintos porcentajes).

7.- Palas adecuadas a cada tipo de jugador:

Resumiendo lo anterior, el nivel de juego podría determinar la pala que es más apta para ti:

  • Si eres principiante, lo más aconsejable es una pala redonda para que sea manejable, dura para controlar la bola, y ligera ya que las bolas del oponente no vendrán muy rápidas.
  • Si tienes un nivel intermedio, podrías cambiar hacia una forma de lágrima y escoger materiales un poco más blandos para ganar un poco de potencia e incrementar un poco el peso para reducir tensión en el brazo ya que la bola te llegará un poco más rápida.
  • Si tienes nivel avanzado, puedes tener una pala de cualquier forma y dureza, dependiendo si buscas potencia (diamante, blanda) o control (redonda, dura), e incrementar un poco el peso ya que tu brazo estará más acostumbrado a “cargar” y así podrás aprovechar la fuerza con la que te llega la bola.

Hay excepciones para esto. He tenido alumnas adultas que no habían practicado deporte en su vida, con poca fuerza y coordinación. Al dar los golpes, no acompañan con el cuerpo, pegan sólo con el brazo. Esto añadido a que mueven la pala lentamente, hace que para ellas yo recomiende una pala blanda, que les ayude a pasar la red hasta que empiecen a acompañar los golpes con el cuerpo. Y he tenido algún alumno que venía del frontón y aunque sus golpes y velocidad de bola eran avanzados, no eran capaces de meter la bola en la pista, por lo que les recomendaba palas duras a pesar de ser su nivel de golpes intermedio-avanzado.

8.- Resumen

En general, a la hora de comprar una pala debemos tener en cuenta la forma, el balance, el peso y los materiales, dependiendo del tipo de jugador que seamos, de nuestro nivel y si buscamos potencia o control. En este cuadro podemos resumirlo de un vistazo:

No obstante, y no es por terminar confundiendo al personal, si quieres una pala de potencia no tienes que comprarte forzosamente una pala con forma diamante, o si quieres una de control una pala dura por ejemplo. ¿Por qué? Porque las marcas de pádel fabrican toda clase de combinaciones de formas, balances, pesos y materiales para que cada jugador pueda encontrar lo que busca. Y por ello verás que algunas palas, en su descripción, indican que sirven tanto para ganar potencia como control. Por todo esto, aunque el cuadro resumen te ayude a identificar lo que deberías buscar en una pala, sin duda el punto más importante es el primer paso que dijimos: PROBARLA.

¿Dónde Comprar Palas de Padel?

Siguiendo en la línea anterior, comprar la pala a quien te la deje probar es una buena idea. Si el que te la ha dejado probar es un monitor o un amigo, entonces puedes decidir sin comprarla en una tienda física, en un club, o en una tienda online. A menudo se encuentra rebajas de entre el 20% y el 70%, algo nada despreciable, sólo porque son modelos de temporadas pasadas. Pero antes de lanzarte a la caza del chollo, asegúrate que el peso y el balance de la pala que estás comprando son iguales que los de la que probaste (a veces varía dentro de una misma marca y modelo), y que la pala no lleva años en stock, pues la goma habrá perdido flexibilidad y no despedirá igual.

Además, no cometas el error de asociar una marca a calidad, pues cada modelo de cada marca a veces ni siquiera es fabricado en el mismo sitio. No compres marca, compra prestaciones. Recuerda que las mejores palas de padel del mercado no tienen por qué ser la mejor pala de padel para ti.